viernes, 2 de agosto de 2013

El ‘Top Ten’ de Regimen Sanitatis 2.0

En los muros. Lisboa, 2013

Se cumplen dos años desde que Regimen Sanitatis 2.0 iniciara su andadura. Siguen siendo válidas las consideraciones iniciales que aparecen en el frontispicio: “Este blog pretende recoger también una serie de reflexiones, comentarios y observaciones sobre salud y enfermedad, gestión sanitaria, medicina e historia, sociología, economía de la salud, literatura y otros aspectos relacionados con un ámbito cada vez más incierto y complejo...”

Con la perspectiva del tiempo resulta curioso comprobar cuáles son los temas y asuntos abordados y que supuestamente han despertado más interés para quienes han accedido al blog. Lo cierto es que tienen mucho que ver y reflejan bastante fielmente la variedad de intereses y asuntos que me llaman la atención o me preocupan, (si acaso añadiría algún que otro post sobre literatura, arte o historia de la Medicina…).

Estas son, ordenadas de mayor a menor número de visitas, las diez entradas más vistas o leídas en los dos años de su existencia, con las fechas de su publicación y algunos párrafos escogidos:


“Siempre resulta paradójico hablar de humanización en el contexto de una relación, como la sanitaria, que fundamentalmente es (debe ser) interhumana, personal y de ayuda: un encuentro entre personas con la finalidad de establecer una relación diagnóstico-terapéutica que lleve a la curación o a la resolución (al menos) temporal de la dolencia de la persona enferma. Los componentes afectivos, personales, éticos y profesionales de esa relación a lo largo de miles de años fueron principal objeto de estudio y atención destacada de un maestro como Laín Entralgo, (hace ya mucho tiempo tuve la enorme suerte y el privilegio de asistir a sus clases de Historia de la Medicina).”

Hoy más que nunca siguen estando vigentes las recomendaciones del HastingCenter sobre la práctica de la Medicina y de la atención sanitaria en general, que siempre debería aspirar a:

• Ser honorable y dirigir la propia vida profesional.
• Ser moderada y prudente.
• Ser asequible y económicamente sostenible.
• Ser justa y equitativa.
• Respetar las opciones y la dignidad de las personas.


Publicada en diciembre de 2011, la entrada intentaba dar unas nociones e ideas generales sobre la tan traída y llevada “colaboración público-privada” (PPP-PFI) en la gestión sanitaria, tras el anuncio por el Gobierno de Castilla-La Mancha de que se llevaría a cabo la “participación del sector privado en la gestión de los hospitales de Almansa, Villarrobledo, Manzanares y Tomelloso,  para salvaguardar y garantizar la continuidad y la supervivencia de estos hospitales”. Año y medio después, en esta región seguimos donde estábamos, (al parecer por falta de interés de posibles empresas privadas, que no ven claro la rentabilidad y el volumen de negocio), pero en otros lugares las iniciativas de privatización han despertado una gran oleada de protestas y contestación profesional y ciudadana.

Finalizaba el post con las siguientes palabras extraídas de un informe del CES:

“La transparencia e independencia en los mecanismos de regulación y control deberían presidir la introducción de experiencias de innovación en la prestación de cualquier servicio público de interés general, máxime cuando el objeto último es la salud de las personas, un objetivo superior al de la rentabilidad y el beneficio tanto económico como político.”

        Cómo impedir que nos maten en los hospitales (21/02/2013)

Abríamos esta entrada de título tan llamativo con una cita clásica de Arthur Bloomfield, Profesor de Medicina Interna en la Universidad de Stanford entre 1926 y 1954: “Hay algunos pacientes a los que no podemos ayudar, pero no hay ninguno al que no podamos dañar”.

Comentábamos un libro de Marty Makary sobre la falta de transparencia, la actitud de ocultamiento y la frecuente ausencia de explicaciones cuando se producen errores en la actividad sanitaria. Para intentar evitarlo recordábamos que:

“Las propuestas para construir esa (nueva) cultura de seguridad y transparencia son claras y bien conocidas desde hace bastante tiempo. Lo primero y fundamental es considerar la seguridad del paciente como un componente esencial y piedra angular de la calidad asistencial y entre las características que debe desarrollar toda organización sanitaria se encontrarían las siguientes:

- Existencia de un sistema de gestión de riesgos asistenciales.
- Actitud y conducta proactiva para detectar los problemas antes de que se manifiesten.
- Establecer un clima de lealtad, comunicación abierta y confianza recíproca entre gestores,  profesionales sanitarios y pacientes. Trabajo en equipo.
- Estandarizar procedimientos basándose en el mejor conocimiento disponible, para reducir la variabilidad de la práctica clínica.
- Atención centrada en el paciente, lo que significa sobre todo:
             – Comunicación transparente
             – Respeto
             – Participación en la toma de decisiones

        Dar explicaciones. A años luz  (07/02/2013)

El título de la entrada, que dio lugar a varios comentarios, hace referencia a la distancia (sideral) a la que se encuentra el sistema parlamentario británico del español, (como acabamos de comprobar estos días en que el Presidente del Gobierno ha tenido que ser casi arrastrado al Congreso de los Diputados para dar ciertas explicaciones). Está claro que se necesita mayor transparencia y accountability

David Cameron, Primer Ministro del Reino Unido, daba cuenta de los resultados de una investigación llevada a cabo en hospitales del NHS (el llamado Francis Report) y pidió perdón por el escándalo sanitario que suponían las conclusiones finales del informe:

“Esta es una historia del atroz e innecesario sufrimiento de cientos de personas. Se falló por un sistema que ignora las señales de advertencia y antepone los intereses corporativos y el control de costes al cuidado de los pacientes y a su seguridad. Las  recomendaciones del Informe están destinadas a cambiar esa cultura y a asegurarse de que los pacientes son lo primero.”

“Necesitamos una cultura centrada en paciente, ninguna tolerancia al incumplimiento de normas fundamentales, apertura y transparencia, franqueza con los pacientes, un fuerte liderazgo cultural, el cuidado compasivo de la enfermería y una útil y precisa información sobre los servicios.”

        DESDE SALERNO (02/08/2011)

La primera entrada del blog está entre las más vistas, (suponemos que la curiosidad de los visitantes por ver “cómo empezó todo”)...
Explicábamos el origen y justificábamos el nombre del Regimen Sanitatis Salernitanum con algunos de los sabios consejos de la Escuela Médica de Salerno

(...) si tibi deficiant medici, medici tibi fiant haec tria, mens laeta, requies, moderata diaeta. Lumina mane manus surgens gelida lavet aqua, hac illac modicum pergat, modicum sua membra extendat, crines pectat, dentes fricet.
 
Si te fallan los médicos, sigue usando estos tres: Mente alegrereposo y dieta moderada. Levántate temprano y procura no olvidar lavar con agua fría tus manos y tus ojos, estirar suavemente los miembros todos, refrescar el cerebro haga frío o calor, sea diciembre o julio, peinarte la cabeza y lavarte los dientes.

        Urgencias sanitarias rurales (19/01/2013)

Escribíamos esta entrada al hilo de la actualidad, tras el anuncio de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha de cerrar una serie de Puntos de Atención Continuada (PAC) repartidos en las cinco provincias de la región, por la escasa frecuentación de pacientes a estos servicios de urgencia nocturnos. La decisión fue finalmente suspendida por el Tribunal Superior de Justicia de la región.

Aprovechando esta noticia realizábamos una serie de consideraciones acerca de los criterios para asignación de recursos en planificación sanitaria, recordando que

“Determinar el valor de una intervención sanitaria requiere tener en cuenta los conceptos de efectividad, es decir, los resultados esperables o previsibles (en salud); de equidad, en función de las necesidades sanitarias; y de eficiencia, incorporando los aspectos económicos.”
[Sin embargo] la mayoría de los economistas (tanto ‘neoclásicos’ como ‘del bienestar’) consideran que la economía es una disciplina de carácter esencialmente “técnico”, que carece de naturaleza moral, y la cuestión del uso de los recursos y su distribución es precisamente “moral”. Con más razón si nos referimos además a bienes o servicios ‘preferentes’, cuya asignación debería guiarse por criterios de necesidad y no exclusivamente de eficiencia o de capacidad de compra.”

“La justificación de las decisiones relativas a la cobertura o no de determinados servicios o prestaciones debe aportar una construcción razonable acerca de cómo la sociedad debe satisfacer las necesidades sanitarias bajo determinadas restricciones presupuestarias. Es decir, el diseño de la estructura del sistema sanitario público es razonable cuando se basa en razones y principios aceptados como relevantes por personas dispuestas a encontrar términos de la cooperación que sean mutuamente justificables.”

De cualquier forma, y para no llamarse a engaño con respecto a las decisiones que a veces se adoptan, citábamos unas terribles palabras de Rafael Sánchez Ferlosio en su obra “Vendrán más años malos y nos harán más ciegos”:

“Es un error pensar que hacen falta muy malos sentimientos para aceptar o perpetrar los hechos más sañudos; basta el convencimiento de tener razón. Aún más, acaso nunca el sentimiento haya sabido ser tan inhumano como puede llegar a serlo la convicción”.

        Who Will Care? «Con L de enfermera»… (19/07/2013)

Apenas hace un mes que publicábamos este post, sumándonos a una iniciativa lanzada en las redes sociales por las enfermeras Miguel Garvi García @miguel_garvi y Ruth López Donat @_Ruthlopez, que reivindican la necesidad de cuidar a los profesionales, apoyar su formación continuada y el necesario e imprescindible reciclaje y adiestramiento cuando se producen transiciones o cambios de trabajo. Un apoyo que no debe estar basado exclusivamente en el voluntarismo o en la buena fe de los compañeros de trabajo, sino en el establecimiento y desarrollo de políticas de personal adecuadas que aseguren esa correcta inserción laboral de los profesionales que se incorporan (o cambian de puesto) en cualquier organización sanitaria.

Está claro que sigue habiendo mucho por hacer, (y más si se siguen equivocando las prioridades), pues cada vez es más necesario cuidar que curar. Y como recordaban los responsables de una campaña de captación de enfermeras en Maryland: “Everyone will need a nurse at some point in their lives”, es decir, todos necesitaremos una enfermera en algún momento de nuestra svidas.

Etiqueta en Twitter #conLdeenfermera

        Elogio de la duda (12/02/2012)

Hablábamos aquí de liderazgo, dirección de personas y gestión. Liderazgo es una palabra que considerábamos (y seguimos considerando) prestigiosa pero excesiva, incluso con ciertos rasgos o tintes autoritarios, por más que se trate de uno de los términos más utilizado en el campo del management. Incorporábamos una cita de Fritjof Capra sobre la (supuesta) y tan citada ‘resistencia al cambio’:

 “Se oye a menudo que el personal de las organizaciones se resiste al cambio. En realidad a lo que se resiste la gente no es al cambio, sino a que se le impongan determinados cambios”.

Finalmente, el título de la entrada respondía a unas palabras de la doctora Iona Heath, quien fuera Presidenta del Royal College of General Practitioner, cuando afirmaba que “para lidiar con la incertidumbre que nos rodea, debemos pertrecharnos de cinco valores esenciales: coraje, alegría, curiosidad, imaginación y de forma fundamental, duda, puesto que es la duda la fuente de toda sabiduría y libertad. La duda aislada, sólo genera cinismo; la duda acompañada de esperanza produce en cambio un sano escepticismo".

En resumen, se trata de preguntarnos continuamente “¿qué pasaría si…?”.

        Comportamientos (poco) ejemplares (12/01/2013)

Un post que sigue de plena actualidad, a juzgar por las noticias que leemos estos días con la publicación de la encuesta periódica o barómetrodel CIS correspondiente al mes de julio. Los datos muestran el malestar de los ciudadanos a propósito de la corrupción, que sigue siendo el segundo problema para los españoles (el primero es, lógicamente, el paro), según declara el 37,4% de los encuestados.

Comentábamos las conexiones entre el sector público y el privado en el ámbito sanitario (De la pública a la privada y al revés) con algunos nombres emblemáticos cuyo comportamiento parecía más propio de los “agentes dobles”, y cómo se produce el fenómeno de la puerta giratoria o “revolving door” auténticas pasarelas incrustadas entre el poder político y el poder económico en el caso de las privatizaciones en diferentes sectores. Casi un fenómeno de “corrupción institucionalizada” que se adentra en el entramado económico.

Reclamábamos una mayor ejemplaridad pública con las palabras del filósofo Javier Gomá Lanzón«Nadie es sólo ejemplar en lo público si no lo es en lo privado, y al revés. El concepto abarca todas las dimensiones de la personalidad. Además, va más allá del mero respeto a las leyes. En los últimos dos o tres siglos hemos generado un estado de derecho, que se basa en la idea de constituir una sociedad justa obedeciendo a la Ley. Últimamente nos hemos dado cuenta de que el respeto a la Ley no basta. Es necesario, pero no es suficiente».

"Existen múltiples ejemplos de la vida pública que tienen su explicación en lo privado. A lo mejor un ciudadano o un cargo cumplen la letra de la ley pero no su espíritu hasta un punto que sus acciones puedan resultar repugnantes para la sociedad".

“El ejemplo de las personas que ocupan posiciones de poder puede ser extremadamente vertebradora o desvertebradora de la sociedad, y cuando los políticos son ejemplos de un estilo de vida vulgar y no ejemplar, se produce un efecto desmoralizador sobre la sociedad.”

--------------------------

Poco más que añadir, creo que la ‘selección’ de las entradas resulta bastante elocuente y habla por sí sola: al fin y al cabo un ejemplo de esa sabiduría agregada de los colectivos y las multitudes (the wisdom of crowds)...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...