miércoles, 6 de mayo de 2015

Ante las Elecciones. Propuestas sobre la Sanidad (II)

Viñeta de El Roto. EL PAÍS, 26-3-2015

Las propuestas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE)

El Programa Marco Autonómico del PSOE comienza recordando que las Comunidades Autónomas tienen la responsabilidad de gestionar tres de los cuatro pilares del Estado de Bienestar (sanidad, educación y servicios sociales). En este sentido –se dice- las políticas desarrolladas por el Gobierno de España han supuesto no solo severos recortes en los Presupuestos Generales del Estado, sino que ha sometido a las CCAA a estrictas condiciones, consecuencia de la exigencia de corresponsabilidad en el cumplimiento del déficit. Y teniendo en cuenta que el gasto social supone más del 60% de su presupuesto, también ha abierto la oportunidad de recortes y privatizaciones en la gestión de los sistemas de protección social justo en el momento que son más necesarios. Los objetivos marcados para el equilibrio fiscal se han llevado a cabo a costa de reducir el papel del Estado y de recortar el gasto social.

Para revertir esta situación, el Programa Marco del PSOE establece una serie de compromisos y prioridades relacionados con los retos que consideran nucleares en su acción política: la regeneración democrática y la igualdad; el crecimiento con una economía justa y un empleo digno; y la defensa del Estado del Bienestar. En este último apartado, a partir del reconocimiento de que España se ha convertido en uno de los países con mayores niveles de desigualdad, (ver aquí: La desigualdad en cifras) se afirma la necesidad de recuperar derechos sociales que se han resentido, como la atención a la dependencia o la protección de la salud.

Entre las propuestas que se contemplan nos resultan especialmente destacables y llamativas: la eliminación de los copagos, la promulgación de una ley autonómica de sostenibilidad del Sistema de Salud para garantizar la suficiencia financiera, incrementando y blindando el porcentaje del PIB destinado a la sanidad, la implantación de medidas de gestión de calidad y buen gobierno y la aplicación de la estrategia (principio) de “Salud en todas las Políticas”.

Transcribimos textualmente del Programa: 

SANIDAD UNIVERSAL Y DE CALIDAD

«La sanidad pública, universal y de calidad es un logro de los Gobiernos socialistas en España.

Constituye uno de los cuatro pilares sobre los que construimos nuestro Estado del Bienestar junto a la educación, las pensiones y los servicios sociales.
Con la excusa de la crisis económica, el Partido Popular ha quebrado la universalidad del sistema, dejando de ser un derecho de ciudadanía. Esto ha supuesto la exclusión del sistema de cerca de 900.000 personas desde que gobierna el PP, entre ellas, algunos colectivos especialmente vulnerables, como los y las inmigrantes, suponiendo una restricción en el acceso a la sanidad pública. A la vez, ha impuesto una política de recortes sanitarios, que suponen una amenaza para el mantenimiento de los estándares de calidad logrados, que se ha puesto de manifiesto en el manejo de las crisis de salud pública vividas recientemente (Ébola, Hepatitis C...). [Ver aquí un reciente y completo informe de la EASP: Impacto de la Crisis Económica en la Salud y en el SistemaSanitario en España, que analiza el contexto institucional, político y social en el que se produce la crisis económica española y sus características esenciales, así como su repercusión en la salud y los servicios sanitarios].

Además, las Comunidades Autónomas gobernadas por el PP han iniciado un proceso de privatización de la gestión y desmantelamiento del Sistema Nacional de Salud que amenaza la equidad social y territorial del mismo, a la vez que han abierto puertas a la conversión de la sanidad en un negocio para algunos, provocando un cambio hacia un modelo menos equitativo, de peor calidad y más caro.

En las CCAA donde gobierne, el Partido Socialista eliminará las barreras de acceso al Sistema de Salud por motivos económicos: garantizando la universalidad del Sistema tal como se está haciendo en Andalucía y Asturias, gobernadas por el PSOE; suprimiendo los copagos que nos impuso el Gobierno del PP en 2012 mediante Reales Decretos y creando una estrategia de precios para facilitar el acceso a las terapias innovadoras. Combatiendo las desigualdades en salud. Desde las CCAA y a través de la Agencia Estatal del Medicamento del SNS, estableceremos una estrategia de precios del medicamento que suponga el abaratamiento de los mismos y la garantía en el acceso a los tratamientos a pacientes que lo precisen (atendiendo a criterios clínicos), introduciendo sistemas de eficiencia en el gasto farmacéutico como la prescripción por principio activo y la subasta de medicamentos que se viene aplicando en Comunidades Autónomas como Andalucía.

Aprobaremos en las autonomías una Ley de sostenibilidad del Sistema de Salud que garantice la suficiencia financiera, incrementando y blindando el porcentaje del PIB destinado a la salud y proporcionando una financiación suficiente a las CCAA.

También incluiremos medidas de gestión de calidad y buen gobierno, con implicación de profesionales, haciendo partícipes a las personas usuarias del sistema y reforzando los derechos de las mismas. Desde nuestro compromiso con la sanidad pública vamos a garantizar la atención integral a todos los colectivos, como el de las personas con enfermedad mental y sus familias.

Vamos a reducir la garantía de tiempos máximos para disminuir las listas de espera, y además, vamos a reforzar los mecanismos de participación y de defensa de usuarios y usuarias.

Desde las Comunidades Autónomas donde gobernemos, implantaremos “la salud en todas las políticas” de forma que transversalmente se implique a todas las áreas de gobierno, para incidir en la mejor salud de las personas, así como en los hábitos de vida, la calidad ambiental o la seguridad alimentaria, etc.» [El principio de salud en todas las políticas aparece recogido en el art. 3b de la Ley General de Salud Pública: «Las actuaciones de salud pública tendrán en cuenta las políticas de carácter no sanitario que influyen en la salud de la población, promoviendo las que favorezcan los entornos saludables y disuadiendo, en su caso, de aquellas que supongan riesgos para la salud. Asimismo, las políticas públicas que incidan sobre la salud valorarán esta circunstancia conciliando sus objetivos con la protección y mejora de la salud.»]

Además de las anteriores medidas del programa autonómico, formuladas de esta forma tan genérica, desde un punto de vista intersectorial resulta interesante tener en cuenta también el Programa Marco Municipal, que incluye y propone una serie de actuaciones relacionadas con la salud pública en este ámbito, de acuerdo con el enfoque de los determinantes de la salud:

NOS IMPORTA LA SALUD DE NUESTROS VECINOS Y VECINAS

«Una ciudad es saludable cuando otorga prioridad a la salud en todas sus actuaciones. Los problemas de salud conllevan el concepto de salud como un derecho, como un valor, una inversión y un requisito para el desarrollo y el bienestar. Este es el fundamento de nuestra Estrategia de Salud.

El desarrollo de la salud en los municipios se consigue integrando la salud en el territorio, mediante nuestra Gobernanza Local para la Salud.

Por eso, nuestros pueblos y ciudades desarrollarán un Plan Local de Salud, de forma intersectorial y participada con la ciudadanía, como un gran instrumento para la planificación e impacto en la mejora de la salud y el bienestar de nuestra población, haciendo que disminuyan las desigualdades en salud y que ésta no dependa únicamente de la renta.

Desde el Partido Socialista creemos que es un derecho de la ciudadanía disfrutar de un lugar de residencia con una vida sana, que permita su bienestar y que potencie el desarrollo físico, psíquico y social de sus gentes.

Consecuentemente, procuraremos que los planes e iniciativas de planificación urbana tengan un gran impacto en las condiciones en que la gente vive y trabaja, su acceso a las instalaciones y servicios, sus estilos de vida, etc., para que todo redunde en una mejora sustancial de la salud y el bienestar de las personas.

Los determinantes sociales de la salud como vivienda, trabajo, educación, cohesión social, alimentación, seguridad, calidad del aire, deporte, etc., harán que vivamos más y mejor.

Por  tanto, nos planteamos alcanzar los siguientes objetivos:

·     Nuestros ayuntamientos elaborarán y desarrollarán un Plan local de salud, contando con la ciudadanía y articulando una Red local que trabaje por la mejora de la salud y el bienestar de sus vecinos y vecinas.

·      En este sentido, promoveremos programas de prevención de conductas de riesgo para la salud, especialmente en relación a las drogas y los efectos del alcohol y el tabaco, con especial atención a la prevención de inicio en menores, así como programas contra el sedentarismo, facilitando el acceso de todas las personas al deporte y la actividad física, según sus necesidades y peculiaridades.

·    Nuestro Plan de Salud tendrá en cuenta los efectos y consecuencias de las condiciones medioambientales, socioeconómicas, culturales, de vivienda y empleo, frente a los modelos clásicos meramente asistencialistas y no preventivos.

·    Potenciaremos la información preventiva en los medios de comunicación locales, así como la educación sanitaria, capacitando a los ciudadanos para el control de su propia salud.

·    Incorporaremos a las asociaciones sociales, ambientales y económicas, representativas de los ciudadanos, en los órganos de decisión de los servicios municipales para su participación en la gestión.

·   Nuestros ayuntamientos promoverán Planes Locales de atención integral a la discapacidad, impulsando iniciativas y programas coordinados por las diferentes Áreas municipales (Educación, Servicios Sociales, Urbanismo, Vivienda, Accesibilidad, etc.) y contando con el apoyo, la intervención y participación del movimiento asociativo de este sector de población.

·   Tomaremos medidas para mejorar la contaminación, el deterioro ambiental, las comunicaciones, las zonas verdes, los espacios de convivencia y de ocio, las zonas deportivas, los espacios culturales y los lugares de esparcimiento para conseguir una vida más saludable.

Todos los proyectos de renovación, organización de la ciudad, accesibilidad, obras y equipamiento, incorporarán la perspectiva de salud en su diseño y ejecución, a efectos de facilitar un estilo de vida más sano a la población, para cualquier grupo de edad y circunstancias, con adaptaciones específicas para aquellas poblaciones más vulnerables.

·      Trabajaremos por un transporte saludable, que garantice una movilidad sostenible, que permita a nuestras gentes caminar, montar en bicicleta y el uso del transporte público y delimitaremos las zonas de tránsito vehicular de las zonas peatonales.

·    Garantizaremos la disponibilidad de espacios abiertos y equipamientos, accesibles a toda la población, para promover la actividad física y la práctica deportiva, teniendo en cuenta los tiempos de ocio y las necesidades de la ciudadanía.

·     Desarrollaremos programas municipales para detectar los grupos de riesgo y prevenir los problemas de falta de salud, con actuaciones concretas, cercanas y efectivas sobre factores de riesgo; nutrición correcta; abastecimiento de agua potable; saneamiento de aguas residuales, planificación familiar, inmunizaciones, sida, enfermedades de transmisión sexual, legionelosis, tuberculosis, anorexia y bulimia…

·   La reducción de las desigualdades sociales en salud será uno de los ejes vertebradores de nuestro compromiso con la ciudadanía, mediante acciones para los ciudadanos más desfavorecidos, estableciendo un plan de intervención contra la pobreza

Hasta aquí las propuestas del PSOE.

Dada la coincidencia de algunos de los planteamientos señalados en estas propuestas, incluyo aquí un enlace a un extenso informe presentado hace pocos días por el Laboratorio de la Fundación Alternativas: Análisis y propuestas para la regeneración de la sanidad pública en España.

El grupo de expertos que ha participado en su elaboración constata que la actual crisis económica y su singular impacto en los países del sur de Europa, y particularmente en España, ha sido el marco en el que se ha producido el deterioro más importante del SNS desde su creación. Ese deterioro se ha traducido en la reducción de la cobertura sanitaria para grupos significativos de población, no sólo inmigrante, al que se han sumado la reducción de las prestaciones sanitarias y la desigualdad creciente en el acceso a las mismas entre distintos grupos de ciudadanos españoles, como consecuencia de recortes directos o del aumento de los copagos establecidos para acceder a las prestaciones farmacéuticas y otras del SNS.

Por ello, consideran necesario modificar de manera coherente el conjunto de elementos constitutivos esenciales del sistema sanitario, de manera que se puedan recuperar y mantener con nuevas formas las condiciones universales e igualitarias esenciales de la protección sanitaria en España. En este sentido, proponen el cambio de los derechos a la protección y la asistencia sanitaria recogidos en los artículos 41 (en lo que se refiere a la asistencia sanitaria) y 43 de la Constitución Española al Capítulo II del Título primero. Plantean además redefinir las competencias del Estado y de las Comunidades Autónomas, elaborar una nueva norma general sanitaria en la que se establezca de manera expresa la reversión de las limitaciones introducidas por el Real Decreto Ley 16/2012 y normas posteriores para la protección y la asistencia sanitaria de distintos grupos de población con ciudadanía española, así como constituir un nuevo órgano de coordinación y gobierno del SNS con el carácter de agencia independiente, entre otras alternativas…

Veremos.
(Continuará…)

2 comentarios:

  1. A estas alturas desgraciadamente ya sabemos lo mucho que cuesta llevar a la práctica algunas de estas cosas y lo poco que se tarda en perderlas. Por eso resulta muy esperanzador ver que aún sabemos hacia donde tenemos que dirigirnos. Además seguro que nos hemos hecho más sabios en estos últimos años. Creo que el programa es ¡¡ ilusionante¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No cabe duda de que, como bien dices, es mucho más fácil demoler que construir, basta con mirar a nuestro alrededor...
      No estoy seguro de que hayamos ganado mucha sabiduría, pero al menos la experiencia debería servirnos para estar más atentos, no dar nunca nada por sentado creyendo ingenuamente que los derechos conseguidos o los logros alcanzados son algo irreversible.
      Muchas gracias por tu comentario, Mayte.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...