martes, 5 de junio de 2012

La Gestión Público-Privada en Sanidad y el Plan Económico Financiero de Castilla-La Mancha 2012-2014 (I)

                                                                         Desagüe o sumidero de la presa Monticello. Napa County, California

Al parecer la razón para optar por las fórmulas de colaboración público-privada en Sanidad es una decisión del Gobierno Central, como una fórmula de respuesta a la crisis. Eso es lo que parece, a la vista de las declaraciones de algunos de los actuales directivos y gestores sanitarios, que atribuyen el recurso a los modelos de gestión hospitalaria “mixta” a la exigencia del Ejecutivo central de cambiar la estrategia regional en el área sanitaria con el fin de garantizar el pago a los proveedores. O eso dicen las noticias: Rajoy induce a los Ejecutivos manchego y valenciano a optar por la gestión hospitalaria mixta para garantizar los pagos.

Mientras tanto, se presentan los diferentes planes de consolidación fiscal (planes económico-financieros de equilibrio) de todas las CCAA y empezamos a conocer el alcance de algunas de las previsiones de los distintos gobiernos autonómicos en materia de Sanidad…

Veamos el caso de Castilla-La Mancha y las medidas que contempla el denominado PLAN ECONÓMICO FINANCIERO DE REEQUILIBRIO DE CASTILLA-LA MANCHA 2012- 2014.

En el apartado de MEDIDAS CORRECTORAS DE INGRESOS 2012 aparecen:

OPERACIONES DE COLABORACION PUBLICO-PRIVADA EN MATERIA SANITARIA (pág. 40)

“Al objeto de configurar un sistema sanitario de futuro que aporte una asistencia sanitaria de alta calidad pero sostenible financieramente, es necesario acometer un cambio organizativo, que en el caso de Castilla-La Mancha, incluirá mecanismos de colaboración público-privada”.

“En este sentido, (…) se prevé para el ejercicio 2012 la consecución de 85 M. € de ingresos derivados de la recuperación del 50% de las inversiones realizadas en diversos hospitales, que se materializaran a través de un canon inicial por el uso de equipamientos e instalaciones”.

Se cuantifican también otros 85 M. € (42.5 M € y 42.5 M €) para los ejercicios 2013 y 2014

Otras medidas adicionales que contempla:

IMPLANTACIÓN DEL MODELO DE GESTIÓN PÚBLICO-PRIVADA EN CENTROS DE LA CONSEJERÍA DE BIENESTAR SOCIAL (sic) [recordemos que la Consejería se denomina en realidad de Sanidad y Asuntos Sociales] (pág. 42)

El Plan se refiere aquí a: “…ocho residencias de mayores ya construidas pero que no han entrado en funcionamiento”.

Más adelante se recogen específicamente una serie de medidas que transcribimos literalmente casi en su totalidad. (Tras meses de opacidad y escasa transparencia, más allá de las simples informaciones periodísticas, es lo más parecido a una declaración de intenciones y a un instrumento formal u oficial de planificación). Llama especialmente la atención la creación y diseño de unas estructuras o  Áreas de Gestión Integrada (AGI), que podrán ser gestionadas mediante colaboración público-privada:

MEDIDAS ESPECIALES EN MATERIA DE SANIDAD (SESCAM) (pág. 101 y siguientes)

“El SESCAM es la unidad administrativa de todo el Gobierno Regional con mayor cuantía presupuestaria asignada, por ello necesariamente es donde se deberán plantear mayores ahorros en términos absolutos”.

“En este sentido, se detalla a continuación un Plan de medidas de ajuste necesario para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario de Castilla-La Mancha que permitirá, a pesar del gran esfuerzo que lleva asociado, salvaguardar la excelencia del sistema y evitar su colapso económico. Se enfoca en una doble vertiente:

1.  Medidas de gestión y eficiencia organizativa.
2. Medidas de austeridad y control del gasto.”
(…)
1. MEDIDAS DE GESTIÓN Y EFICIENCIA ORGANIZATIVA

“A corto, medio y largo plazo es necesario configurar un sistema sanitario de futuro que aporte una asistencia de alta calidad y a la vez sea sostenible financieramente. Para ello es necesario acometer un cambio organizativo ambicioso que fortalezca la coherencia global del sistema sanitario. Los ejes fundamentales de este cambio son:

• Fortalecer el protagonismo de los profesionales en la gestión, con un fuerte impulso a las iniciativas de gestión clínica. Para ello se potenciará la retribución variable asociada a resultados frente a la retribución fija.

• Mejorar la cohesión de la atención sanitaria, con visión global de los problemas del paciente y con la coordinación de la atención primaria y hospitalaria, mediante la creación de Áreas de Gestión Integradas (AGI). [El subrayado es nuestro].


• Revisar cartera de servicios en hospitales, evitando duplicidades innecesarias.

• Rediseño de procesos clave. Revisión de formas de atención, buscando fórmulas más efectivas y eficientes en el tratamiento de los pacientes. Se realizará tanto a nivel macro, como en el caso del tratamiento de pacientes pluripatológicos, como meso, en el rediseño de la logística y organización de laboratorios, como micro con la revisión en los centros de circuitos y protocolos.

• Desarrollar mecanismos de colaboración público-privadas (Public Private Partnership`s PPP e Iniciativas de Financiación Privada PFI) que permitan la creación de nuevas infraestructuras sanitarias, mejorar el funcionamiento de las ya existentes y generar sinergias en el conjunto de la red.

• Rediseño de las formas de acometer los problemas sanitarios, con base en evidencias científicas, que permitan el desarrollo de los cambios en los procesos y sistemas de gestión, y basados en los sistemas de información, desarrollando procesos más eficientes y normalizados, además de la generación de sistemas de seguimiento que monitoricen el control del gasto y la evolución de los cambios organizativos.

1.1. Áreas de Gestión Integrada (AGI´s)

Suponen un cambio hacia la integración de todos los niveles asistenciales, fundamentalmente atención primaria y hospitalaria. Los beneficios esperados son una reducción sustancial en costes de dirección y administración y una mejor coordinación asistencial materializada en apoyo entre niveles, gestión global de enfermedades, evitar duplicidad de pruebas, y una mejor resolución en atención primaria evitando ingresos innecesarios o consultas hospitalarias no indicadas. Se definen ocho AGI´s que podrán ser también gestionadas mediante colaboración público-privada. [El subrayado es nuestro].

[Suponemos que coinciden con la actual delimitación territorial de las áreas de salud de Castilla-La Mancha, es decir, Albacete, Ciudad Real, Mancha Centro (Alcázar), Puertollano, Cuenca, Guadalajara, Toledo y Talavera].

1.2. Sistemas de Gestión Público Privada

Se plantea la colaboración público privada, por una parte, como una estrategia a largo plazo, orientada a garantizar la viabilidad de nuestro sistema sanitario público, diversificando la provisión de servicios en proveedores expertos en gestión sanitaria, capaces de tomar un riesgo razonable, aportando la flexibilidad en dicha gestión y la competitividad necesarias para gestionar con la máxima calidad los servicios que se les confíen a un precio conocido y fijo.

Por otra parte, esta colaboración permite acudir al capital privado para ejecutar proyectos de inversión de alta complejidad y volumen de recursos, como vía alternativa a la financiación pública tradicional, todo ello sin generar endeudamiento público.

a) Mediante modelos de concesión Public Private Partnership (PPP)

Conversión a esta modalidad de gestión hospitales y centros de atención primaria ya en funcionamiento, algunos de ellos de reciente apertura. Se trata de proyectos de gestión integral de áreas de salud, en los que se busca la fijación del coste sanitario en las áreas y que generen eficiencia global hacia el resto del Servicio de Salud. Se mantendrá la cartera de servicios cerrada, con integración plena en red SESCAM.

b) Mediante el modelo de Iniciativa de Financiación Privada (PFI)

Servirá para poner en marcha proyectos ya iniciados en construcción de nuevos hospitales. Se trata de proyectos de renovación de infraestructuras hospitalarias, iniciados en la legislatura anterior, pero con un impacto alto en el gasto y en el endeudamiento de la Comunidad. Se pretende no sólo la financiación y ejecución sin sobrecostes de estas infraestructuras, sino también la mejora sustancial en la eficiencia a largo plazo de los servicios no asistenciales en estos centros.

Para el desarrollo de estos proyectos y con carácter previo se plantea, en primer lugar, la revisión de sus planes funcionales que los soportan, es decir, se revisarán las proyecciones de población y las frecuentaciones con los que han sido concebidos, y se analizará la secuencia temporal de necesidades. Esto supondrá la reconsideración de la secuencia temporal de apertura de algunas unidades de estos proyectos, con el fin de adecuar el coste de las inversiones a las necesidades sanitarias reales en cada momento.

En base a lo anterior y a efectos PEF, en corrección de ingresos y gastos y, como hemos señalado, está previsto la recuperación de inversiones en el ejercicio 2012 por 85 M €. Con relación a los ahorros en los capítulos de gastos, por la implementación de las medidas descritas de gestión y eficiencia organizativa, se cuantifican en 37,6 M €.”

Bien, detengámonos un momento para coger aire, después de esta pequeña sobredosis de lenguaje administrativo-gerencial, y echemos un vistazo a una noticia aparecida en Diario Médico hace una semana, sobre un foro especializado, (IX Encuentro Especializado Gestión de Clínicas, con el patrocinio de Asisa), en el que participó el Director Gerente del SESCAM, y en el que se dijo algo así como que: La colaboración público-privada no es deseable sólo por motivos económicos”…

La entradilla de la noticia afirmaba:

“Quizás la colaboración público-privada se ha planteado siempre como una de las únicas alternativas para que la sanidad siguiera adelante pese a la falta de recursos, pero quienes abordan este tipo de modelos están convencidos de que su filosofía va mucho más allá, y de que se trata de una manera de hacer un cambio organizativo”. [El subrayado es nuestro].

¿Será que después de los desastres del sector financiero (privado) que estamos comprobando a nuestro alrededor, seguiremos diciendo aquella bobada de que la gestión privada es mejor o más eficiente?

(Continuará…)

2 comentarios:

  1. Las palabras precisas para avalar modelos teóricos interesados, configuran una "envolvente" del pensamiento colectivo que desfigura la realidad. Se pintan grandes paisajes, pero detrás solo hay un lienzo y la pared.
    @manbayona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Manuel. Como bien dices, asistimos a una especie de "ceremonia de la confusión" en la que la estrategia consiste en intentar manipular, tergiversar y cambiar la realidad con palabras cuyo sentido real se deforma en un intento de cambiar su significado original.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...