miércoles, 19 de septiembre de 2012

‘Big data’ en la atención sanitaria


Uno de los términos que más están sonando en los últimos meses en el sector de las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) es el de big data, ya que se ha convertido en una de las tendencias del mercado tecnológico. Se refiere a los sistemas que manipulan grandes conjuntos de datos (o data sets). Los problemas y dificultades más habituales en estos casos se centran en la captura, almacenamiento, búsqueda, compartición, análisis, y visualización de los mismos.

El análisis y aprovechamiento de estas grandes bases de datos está siendo adoptado tanto por grandes empresas como por recientes startups. En la infografía de arriba, elaborada por Asigra, se ofrece una visión general del concepto.

Volumen, velocidad y variedad son las tres dimensiones que utiliza la infografía, para explicar en qué consiste el big data: Grandes volúmenes de datos, estructurados o no, y de diverso tipo o procedencia, que deben ser procesados y analizados rápidamente. La explosión y avalancha de datos en los próximos años, así como el aumento exponencial de la información que consumimos y a la que estamos expuestos, auguran un buen futuro para las empresas que exploten exitosamente esta tendencia. Algunos hablan también de otra dimensión: veracidad, que determina el grado de confianza o fiabilidad que merecen los datos a la hora de tomar decisiones.

En junio de 2011 el McKinsey Global Institute, el área de investigación en economía y negocios de la empresa consultora McKinsey & Co., publicó un amplio y documentado informe “Big Data: The Next Frontier for Innovation, Competition and Productivity”, que repasa algunas de las técnicas utilizadas en el uso intensivo de datos, así como otros métodos analíticos y explora sus aplicaciones en áreas como gobierno y administración, atención sanitaria, comercio y fabricación de productos. El informe incluye una discusión sobre los beneficios estimados de este nuevo enfoque, así como algunas consideraciones de índole política.

Por lo que se refiere al ámbito de la atención sanitaria, a diario se capturan petabytes de datos en cualquier servicio asistencial (un petabyte es una unidad de almacenamiento de información cuyo símbolo es el PB, y equivale a 1015 bytes = 1.000.000.000.000.000 de bytes). Sin embargo, como sostiene Leo Celi en un artículo publicado hace pocas semanas en un diario de información general, (‘Big data’, una nueva era en la medicina. EL PAÍS, 30 ago 2012), la mayor parte de la información no se emplea para guiar la práctica clínica, generar pruebas o descubrir nuevos conocimientos. La práctica médica sigue siendo extremadamente personalizada y necesariamente sujeta a la variabilidad clínica, determinada por la interpretación que los facultativos hacen de las pruebas diagnósticas y del tratamiento aplicado en un paciente determinado.

Con la posibilidad de registrar cada una de las interacciones con los pacientes, de modo que resulten fácilmente accesibles y disponibles en un formato electrónico cómodo desde un punto de vista informático, se pueden individualizar las recomendaciones para cada paciente. La incorporación de sistemas de aprendizaje alimentados por datos, que añaden y analizan la experiencia diaria y la documentan mediante bases de datos clínicas, permitirá extraer y difundir constantemente nuevos conocimientos en aras a mejorar la calidad. De esta manera, la creación de sistemas que permitan analizar cantidades ingentes de información será el punto de partida que reportará grandes beneficios en materia de eficiencia y salud humana.

El límite superior de procesamiento de datos se ha ido desplazando a lo largo de los años. Los límites fijados en 2008 rondaban los órdenes de petabytes a zettabytes de datos. La capacidad para almacenar datos de la humanidad se ha doblado a un ritmo de cuarenta meses desde los años ochenta. En 2012 se han creado cerca de 2.5 quintillones (2.5×1018) de bytes de datos por día (!). 

Y por si alguien no tiene muy claro lo que significan estas enormes magnitudes, la siguiente tabla de unidades básicas de información, puede ayudar a comprenderlo mejor:

  Fuente: Wikipedia

En los próximos años diversas aplicaciones y herramientas TIC permitirán una mayor disponibilidad y un manejo más adecuado, (fiable, seguro, ágil y efectivo), de estas enormes bases de datos en el ámbito sanitario, contribuyendo con ello a la mejora de la calidad de la atención...

1 comentario:

  1. Hey There. I found your blog just now. This is a really well presented..I will make sure to bookmark it and come back to read more of your useful information. Thanks for the post.I’ll definitely return. I think this is engaging and eye-opening material. Thank you so much for caring about your content and your readers.

    Visit : custom essay writing service

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...