domingo, 1 de julio de 2012

Buenas noticias entre tanto despropósito

Antes de la Reforma (27-3-2009). Foto: Reuters


Los hombres construyen demasiados muros y pocos puentes
Sir Isaac Newton

Entre tantos desastres económicos, recortes, “medicamentazos” y malas noticias, en esta semana hemos conocido la sentencia del Tribunal Supremo de los Estados Unidos por la que se declara constitucional la reforma sanitaria promovida por ley por el presidente Barack Obama, que permitirá que más de 30 millones de personas sin seguro de salud accedan a cobertura médica.

La Patient Protection and Affordable Care Act (ACA o Ley de Seguro Médico Asequible) ha estado en el centro del debate político desde que comenzó su tramitación en 2009; una ley muy controvertida, que obliga a todos los ciudadanos a suscribir un seguro de salud (el conocido como mandato individual) y que extiende los beneficios sanitarios para toda la población. Para los conservadores republicanos, la que denominan Obamacare ha sido siempre puesta como ejemplo del modelo supuestamente intervencionista y "socializante" que pretende imponer Obama, y la razón principal por la que es preciso derrotarle en las próximas elecciones presidenciales.
    
Aunque algunos apartados clave de la reforma sanitaria entraron ya en vigor en 2010 la ACA hará posible que 30 millones de ciudadanos de EEUU tengan a partir de 2014 un seguro médico, gracias a las medidas que se han ido adoptando desde 2010.  Los jóvenes que tengan menos de 26 años podrán seguir estando asegurados bajo las pólizas de sus padres. También gracias a la ACA, más de cinco millones de ciudadanos mayores de 65 años y con discapacidades han ahorrado una media de 635 dólares en medicamentos con recetas desde 2010 y ahora continuarán haciéndolo –antes de la ley los mayores debían de pagar una parte del coste de sus medicinas-.

Al anunciar la noticia, y con respecto al polémico ‘mandato individual’, Obama ha declarado:

“Hoy, el Tribunal Supremo ha mantenido el principio de que la gente que puede permitirse pagar un seguro médico debe aceptar esa responsabilidad y comprar uno. Esto es importante por dos razones: Primero porque cuando la gente sin seguro, pero que puede pagar uno, se pone enferma y acaba en urgencias, somos los demás los que acabamos pagando sus cuidados porque las compañías nos aumentan las primas. Y segundo, si les decimos a las compañías aseguradoras que tienen la obligación de cubrir a las personas con condiciones médicas preexistentes pero no se exige cobertura a quien no la tiene y puede pagarla, siempre existirá el que espere a ponerse enfermo para obtener un seguro, lo que de nuevo se traducirá en el incremento de las primas médicas de los demás”.

La mayor carga económica de la ley de Obama recaerá en la industria de la salud y en las compañías con más de 50 empleados que proveen de seguros médicos a sus trabajadores. Por lo que se refiere al consumidor individual, serán los americanos más acaudalados los que sufrirán la presión de la ACA. A partir del 1 de enero de 2013, se aplicará un impuesto del 3.8% para financiar la nueva legislación a los contribuyentes que declaren ingresos individuales de más de 200.000 dólares al año y a los matrimonios que conjuntamente declaren 250.000 y a los que por separado declaren 125.000.

Foto: JIM WATSON (AFP)

Además de este gravamen, a los ciudadanos que declaren ingresos de más de 200.000 dólares se les incrementará hasta un 0.9% el impuesto por Medicare (el programa que otorga desde los años sesenta asistencia sanitaria a los ancianos sin recursos). Las multas para el caso de que los ciudadanos rechacen acatar el mandato individual están diseñadas en tres escalas monetarias a aplicar a lo largo de tres años: En 2014, las familias tendrán que pagar 285 dólares o el 1% de sus ingresos (la cantidad que sea mayor) o 95 dólares si se trata de un individuo. En 2015 esas cantidades ascienden a 975 o el 2% y 325 dólares para el caso individual; y en 2016: 2.085 dólares o el 2,5% y 695 dólares para las personas que hacen declaración individual.

La reforma sanitaria dará solución a algunas de las más llamativas y flagrantes injusticias sociales de ese país, en lo que se refiere a la asistencia sanitaria, que hasta ahora solo era cubierta públicamente por los programas Medicare, (de asistencia sanitaria para los mayores sin recursos), Medicaid y la Veterans Health Administration.

Una excelente noticia, sin duda. Tal vez a partir de ahora los europeos no tengamos que preguntarnos (El mediodía de Barack Obama) cómo es posible que un país más rico que toda la Eurozona en su conjunto, deje sin seguro a 50 millones de sus ciudadanos, y presente unos deplorables indicadores de salud, enre los que su esperanza de vida ocupa el lugar 50 en el mundo y su mortalidad infantil el 41.

Pero también en una Tribuna publicada hace unas semanas en El País, (Construir y defender la Sanidad: Obama vs. Rajoyuna profesora de la Universidad de Castilla-La Mancha comentaba que no deja de ser paradójico que mientras en EEUU intentan ofrecer cobertura sanitaria a todos los ciudadanos estadounidenses, en España estamos asistiendo al desmantelamiento y deconstrucción del SNS

 

En fin, sobre este mismo asunto del espaldarazo judicial a la reforma sanitaria de Obama, que al mismo tiempo refuerza su candidatura para las elecciones, escriben también Sergio Minué y Miguel Ángel Mañez dos estupendas entradas en sus blogs: El Gerente De Mediado (La resolución del brécol) y Salud con Cosas (Obama ya puede respirar).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...