jueves, 31 de julio de 2014

El deterioro de la sanidad pública

 «El escepticismo es el bisturí que libera la verdad accesible del cúmulo de tejidos muertos formados por las creencias sin fundamento y el autoengaño.»
Petr Skrabanek, James McCormick
“Sofismas y desatinos en medicina” (1989)

Sorprende la pueril insistencia y el empeño de algunos responsables políticos en negar la evidencia y cerrar los ojos ante el progresivo deterioro de la sanidad pública y la ligereza con la que se atreven a hacer afirmaciones infundadas, basadas en interpretaciones sesgadas o lecturas erróneas de algunos estudios o en datos estadísticos obtenidos por métodos poco rigurosos.

Un ejemplo reciente lo tenemos en el análisis que algunas CCAA han realizado del último Barómetro Sanitario (BS) correspondiente a 2013publicado en esta misma semana por el Ministerio de Sanidad, cuyos resultados globales no consiguen ocultar el hecho de que en los últimos años se ha producido un significativo y paulatino descenso en la confianza de los ciudadanos en el sistema sanitario público. Puede decirse que la ciudadanía sigue valorándolo de manera favorable y le da una nota general positiva, aunque el nivel de satisfacción global cae por segundo año consecutivo desde 2004 (Tabla 1).[Aunque nos referiremos sobre todo a los resultados a nivel global, en todas las tablas se adjuntan los resultados para Castilla-La Mancha. En el BS se encuentran los datos de todas y cada una de las CCAA].
Tabla 1. Satisfacción (de 1 a 10) con el funcionamiento del sistema sanitario público

2010
2011
2012
2013
Total España
6.57
6.59
6.57
6.41
Castilla-La Mancha
6.82
6.65
6.80
6.15
  Fuente: elaboración propia a partir de los BS 2010-2013
La sanidad ha pasado en los últimos años a convertirse en un motivo de preocupación, que es citado reiteradamente entre los tres principales problemas de nuestro país por más del 10% de los ciudadanos encuestados en el barómetro mensual del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS); un porcentaje que no es desdeñable en un momento de crisis en el que la sanidad compite con otras preocupaciones que, como la situación económica y el desempleo, son capaces de atraer con mucha intensidad la atención de los ciudadanos.
 A la hora de valorar los servicios y la atención recibida en sanidad, es preciso tener en cuenta que los pacientes tienden a ser generosos después de haber sido tratados, (seguramente tras una espera o demora prolongada), produciéndose un cierto “sesgo de agradecimiento” una vez que han sido atendidos y se les ha resuelto el problema sanitario que presentaban (que en última instancia es siempre lo prioritario y lo que más les importa). Lo mismo puede decirse cuando se les pide que valoren la actuación de los profesionales sanitarios que, lógicamente, y salvo excepciones puntuales por discrepancias o inexistencia de una adecuada relación profesional-paciente, siempre será muy positiva.
Tabla 2. Porcentaje de personas que consideran que el sistema sanitario funciona bastante bien  o que funciona bien, pero necesita cambios

2010
2011
2012
2013
Total España
73.88
73.12
70.65
65.86
Castilla-La Mancha
75.59
74.48
69.80
59.54
 Fuente: elaboración propia a partir de los BS 2010-2013
 Como se puede ver en la Tabla 2, en 2010 un 73,88% de la población consideraba buena o muy buena la sanidad pública en España; en 2011 este porcentaje bajó al 73,12%, situándose en 2012 en un 70,65%; en 2013 es el 65.86%. Es decir, que en apenas tres años se ha producido un descenso de más de ocho puntos en la valoración del funcionamiento del sistema sanitario en España. Los datos para Castilla-La Mancha son aún más desfavorables, habiendo perdido más de dieciséis puntos en su valoración en estos tres años.

Los descensos más llamativos se registran en las preguntas sobre si una serie de servicios (atención primaria, atención especializada, atención hospitalaria o urgencias) han mejorado, han empeorado o siguen igual respecto a los últimos cinco años. Las series temporales muestran que solo en dos años, entre 2011 y 2013, la percepción de que han empeorado se incrementó notablemente: en 2011 sólo un 10,71% de los encuestados creía que la atención primaria había empeorado. En 2012 eran ya el 19,76%. En 2013 este porcentaje alcanza el 27.85%. Al mismo tiempo, los que opinan que ha mejorado bajaron del 41,14% al 30,62% entre 2011 y 2012 y hasta el 23.56% en 2013. (Tabla 3.1).
Tabla 3.1 En su opinión, el siguiente servicio asistencial de la sanidad  (atención primaria) ¿ha mejorado, ha empeorado o sigue igual respecto a los últimos cinco años? (%)
ATENCIÓN PRIMARIA
2011
2012
2013
Total España
Ha mejorado
41.14
30.62
23.56
Ha empeorado
10.71
19.76
27.85
Sigue igual
41.52
43.70
42.65
Ns/nc
6.63
5.93
5.93
Castilla-La Mancha
Ha mejorado
48.70
23.88
16.18
Ha empeorado
8.32
22.58
34.99
Sigue igual
37.77
49.06
41.27
Ns/nc
5.21
4.47
7.57
         Fuente: elaboración propia a partir de los BS 2010-2013
Sobre atención especializada, en 2011 el 11,83% de los encuestados consideraba que había empeorado. En 2012 suponían casi el doble, un 22,05% y en 2013 un 32.2%. Mientras, los que opinan que ha mejorado disminuyen desde un 34,72% en 2011 hasta el 25.58% en 2012 y hasta el 18.0% en 2013. (Tabla 3.2).

Tabla 3.2 En su opinión, el siguiente servicio asistencial de la sanidad  (atención especializada) ¿ha mejorado, ha empeorado o sigue igual respecto a los últimos cinco años? (%)
ATENCIÓN ESPECIALIZADA
2011
2012
2013
Total España
Ha mejorado
34.72
22.58
18.04
Ha empeorado
11.83
22.05
32.17
Sigue igual
42.18
41.86
39.72
Ns/nc
11.27
10.52
10.07
Castilla-La Mancha
Ha mejorado
46.34
22.83
12.00
Ha empeorado
5.99
21.27
39.17
Sigue igual
36.47
45.92
35.77
Ns/nc
11.20
9,99
13.05
           Fuente: elaboración propia a partir de los BS 2010-2013
Los datos sobre atención hospitalaria muestran que en 2011 un 10,52% creía que había empeorado. Este porcentaje se duplicó en 2012, al subir hasta un 21,09% y llega al 32.3% en 2013. Los que consideraban que ha mejorado, un 37.72%, bajaron en 2012 hasta el 27,34% y son ahora el 19.0%. (Tabla 3.3).

Tabla 3.3 En su opinión, el siguiente servicio asistencial de la sanidad  (atención hospitalaria) ¿ha mejorado, ha empeorado o sigue igual respecto a los últimos cinco años? (%)
ATENCIÓN HOSPITALARIA
2011
2012
2013
Total España
Ha mejorado
37.72
27.34
19.04
Ha empeorado
10.52
21.09
32.29
Sigue igual
40.21
40.84
37.76
Ns/nc
11.56
10.74
10.90
Castilla-La Mancha
Ha mejorado
46.09
22.57
12.01
Ha empeorado
4.68
22.84
40.73
Sigue igual
37.24
44.34
34.21
Ns/nc
11.99
10.25
13.05
           Fuente: elaboración propia a partir de los BS 2010-2013
Aunque en 2010 y 2011 no se preguntó sobre la atención en urgencias, sí se hizo en 2012 y en 2013. En la Tabla 3.4 se comprueba que en un solo año el porcentaje de los que consideran que ha empeorado pasa del 28.31% hasta el 39.27% (Tabla 3.4).

Tabla 3.4 En su opinión, el siguiente servicio asistencial de la sanidad  (atención en urgencias) ¿ha mejorado, ha empeorado o sigue igual respecto a los últimos cinco años? (%)
URGENCIAS
2011
2012
2013
Total España
Ha mejorado
-
22.43
15.49
Ha empeorado
-
28.31
39.27
Sigue igual
-
39.53
35.85
Ns/nc
-
9.73
9.39
Castilla-La Mancha
Ha mejorado
-
18.91
12.79
Ha empeorado
-
25.72
43.87
Sigue igual
-
46.96
32.63
Ns/nc
-
8,42
10.70
                 Fuente: elaboración propia a partir de los BS 2010-2013
Uno de los problemas que más preocupa a los ciudadanos y usuarios de los servicios sanitarios es, sin duda, el elevado tiempo de espera para poder recibir atención y tratamiento, que suele ser el principal motivo de quejas y reclamaciones y es una de las consecuencias más evidentes de la política de recortes presupuestarios en la sanidad. En este sentido, cuando se les pregunta (Tabla 4) si saben si en su CCAA se están realizando actuaciones para mejorar esta situación, poco más de la tercera parte de los entrevistados responde afirmativamente y un 36.34% cree que no se están llevando a cabo (una creencia bastante acorde con la realidad no solo sentida, sino probablemente vivida).

Tabla 4. ¿Cree Ud. que en su Comunidad Autónoma se están llevando a cabo acciones destinadas a mejorar las listas de espera?


2011
2012
2013
Total España
33.19
26.63
24.05
No
36.34
43.85
45.51
Ns/nc
30.46
29.52
30.43
Castilla-La Mancha
45.57
24.92
25.58
No
25.79
46.97
47.27
Ns/nc
28.65
28.11
27.15
      Fuente: elaboración propia a partir de los BS 2010-2013
El resultado de ello puede comprobarse también en la Tabla 5, en respuesta a la pregunta sobre la mejora o no de las listas de espera en el último año. En 2011 un 18.17% de los encuestados creían que habían empeorado, una cifra prácticamente igual a los que creían que había mejorado. En 2013 el 35.12% creen que el problema ha ido a peor en el último año y sólo son un 9.46% los que piensan que las listas de espera han mejorado. Como en todos los casos, los datos son aún peores para Castilla-La Mancha. 
Tabla 5. En general, ¿cree Ud. que, durante los últimos doce meses, el problema de las
listas de espera…?

2011
2012
2013
Total España
Ha mejorado
18.18
13.24
9.46
Ha empeorado
18.17
29.97
35.12
Sigue igual
45.12
41.16
33.15
Ns/nc
18.53
15,63
16.28
Castilla-La Mancha
Ha mejorado
22.65
11.02
8.61
Ha empeorado
10.16
31.49
41.80
Sigue igual
48.44
38.57
33.15
Ns/nc
18.75
18.92
16.44
           Fuente: elaboración propia a partir de los BS 2010-2013

En conclusión, a la vista de estos resultados, que reflejan claramente el deterioro ocurrido en la sanidad pública en general (y en Castilla-La Mancha en particular) en el transcurso de los últimos años, parece obvio que las manifestaciones de algunos responsables políticos en esta materia no sólo son propagandísticas, erróneas o desacertadas, sino que están bastante fuera de lugar, pues no responden a la realidad que perciben los propios ciudadanos, por más que ésta se intente disfrazar o manipular.

A modo de resumen
La sanidad es una política pública muy relevante para la ciudadanía, como lo demuestra el hecho de que en la mayoría de los barómetros y encuestas del CIS aparece valorada favorablemente, al tiempo que es reiteradamente citada como objeto de preocupación en cuanto a su viabilidad o calidad. Existe además una cierta relación entre el porcentaje de ciudadanos que creen que la sanidad pública es un problema y el porcentaje de los que se muestran satisfechos o no con su funcionamiento en cada territorio.

A pesar de que existe un número importante de ciudadanos preocupados por la sanidad, se trata de un ámbito respecto del que existe (todavía) una evaluación ciudadana mayoritariamente positiva. No obstante, el deterioro de los servicios públicos provocado en los últimos años por una política de ajustes presupuestarios y de recortes indiscriminados que han reducido sustancialmente los recursos del sector, ha ocasionado una pérdida de confianza hacia el sistema sanitario público y un claro empeoramiento de la opinión pública sobre el funcionamiento del mismo a todos los niveles.

En esta tesitura, tal vez no esté de más recordar, tanto a los decisores políticos como a todos los agentes que intervienen en el sistema sanitario, que la legitimidad de la actuación pública está muy relacionada con la percepción de eficacia del sector público a la hora de satisfacer las necesidades de los ciudadanos, lo que se refleja en la satisfacción con los servicios públicos. En este sentido, los signos y síntomas no son precisamente muy alentadores…
____________________
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...