miércoles, 27 de agosto de 2014

«La salud de los enfermos»... A propósito del centenario de un cronopio

 «La casualidad no existe. Le llamamos casualidad a algo que yo siento que es como una especie de leyes paralelas, de constelaciones, de figuras que se van formando y que en mi vida yo las he sentido muchas veces…»
Julio Cortázar (de una entrevista publicada en 1983)

Se cumplíó ayer, 26 de agosto, el centenario del nacimiento de Julio Cortázar, grandísimo cronopio, autor emblemático e imprescindible, uno de los escritores hispanohablantes más influyentes del siglo XX.

En este artículo, Juan Cruz dibuja su perfil vital y literario.

En la siguiente semblanza: Cortázar forastero, publicada en el suplemento literario Babelia, el pasado 22 de agosto, Andrés Neumann repasa las claves de la obra del autor de 'Rayuela' y una hoja de ruta para para revisar su universo.

Se suceden los homenajes y los recordatorios con motivo de la efeméride, pero indudablemente, el mejor homenaje que se le puede hacer es leer su obra. Proponemos por ello la lectura de uno de sus cuentos, incluido en la colección “Todos los fuegos el fuego”, publicado en 1966: La salud de los enfermos que comienza como sigue:

“Cuando inesperadamente Tía Clelia se sintió mal, en la familia hubo un momento de pánico y por varias horas nadie fue capaz de reaccionar y discutir un plan de acción, ni siquiera tío Roque que encontraba siempre la salida más atinada. A Carlos lo llamaron por teléfono a la oficina, Rosa y Pepa despidieron a los alumnos de piano y solfeo, y hasta tía Clelia se preocupó más por mamá que por ella misma. Estaba segura de que lo que sentía no era grave, pero a mamá no se le podían dar noticias inquietantes con su presión y su azúcar, de sobra sabían todos que el doctor Bonifaz había sido el primero en comprender y aprobar que le ocultaran a mamá lo de Alejandro. Si tía Clelia tenía que guardar cama era necesario encontrar alguna manera de que mamá no sospechara que estaba enferma, pero ya lo de Alejandro se había vuelto tan difícil y ahora se agregaba esto; la menor equivocación, y acabaría por saber la verdad.” (…)

Para seguir leyendo, la continuación puede encontrase aquí http://www.literatura.us/cortazar/enfermos.html
En 2009 el realizador Toni Barragán dirigió el siguiente cortometraje, a partir de una adaptación del cuento:


Nunca es mal momento para (volver a) leer a Cortázar... aunque sea a Deshoras, (título de su último volumen de cuentos, aparecido en 1982).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...